Córdoba. Hachazo a los proyectos culturales.

Museos que sólo se quedan en planos, grandes bloques de hormigón vacíos de contenido, bibliotecas fantasma o bienes patrimoniales cuya restauración está paralizada. La crisis y la desidia institucional por la Cultura han propiciado que los proyectos de equipamientos propuestos en los últimos años queden en el olvido, a medio construir o a la espera de una apertura que parece no llegar nunca. Coincidiendo o empujados por la candidatura de Córdoba a la Capitalidad Europea de la Cultura en 2016, fueron numerosos los proyectos referentes a infraestructuras que se plantearon en la ciudad. Pero Córdoba no ganó y llegó la crisis y con ella los recortes. Y frente a las necesidades en otros ámbitos como la Sanidad o Educación, la Cultura es la gran olvidada. La Biblioteca del Estado, un nuevo Museo de Bellas Artes, la restauración del Palacio de los Páez de Castillejo o la apertura del Espacio Andaluz de Creación Contemporánea de Córdoba (el antiguo C4) encabezan esta lista de equipamientos paralizados. 
 
Imagen de la noticia

ESPACIO ANDALUZ DE CREACIÓN CONTEMPORÁNEA (C4) 
Rara es la obra que en Córdoba finaliza acorde con el plazo de ejecución establecido en un principio. Un claro ejemplo de ello es la del Espacio Andaluz de Creación Contemporánea de Córdoba (anteriormente conocido como Centro de Creación Contemporánea de Córdoba, C4). En marzo de 2007 la entonces consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Torres, presentó oficialmente junto al también entonces consejero de Economía, José Antonio Griñán, el proyecto de este centro, anunciando que las obras comenzarían en otoño de ese mismo año y tendrían una duración de 30 meses, por lo que la inauguración de este equipamiento quedaba fijada para 2010. Lo cierto es que finalmente los trabajos de construcción empezaron un año después de lo anunciado, en septiembre de 2008, y han finalizado este año 2013. El edificio, que se alza en Miraflores, aún no tiene contenido, no cuenta con un plan de usos definido y tampoco tiene director. 

Uno de los asuntos más problemáticos ha sido el arreglo del entorno del C4 ya que más del 70% del terreno pertenece al Ayuntamiento de Córdoba pero el equipamiento es propiedad de la Junta. En esto se ha escudado la Consejería de Cultura para justificar el retraso en la apertura del centro. “El futuro del C4 está condicionado al entorno porque no se puede acceder al mismo”, explicó en agosto la directora general de Bienes Culturales de la Junta, Elia Rosa Maldonado.
Tras varios enfrentamientos entre ambas instituciones por quién debería hacerse cargo de esta tarea y cuánto dinero debería aportar cada una, el pasado martes el pleno del Ayuntamiento aprobó la cesión del terreno del C4, una decisión que pone la pelota del lado del Gobierno autonómico. Ahora la Consejería de Cultura debe mover ficha para demostrar sus intenciones sobre el C4, del que dicen que será un “lugar de referencia en creación contemporánea de toda Andalucía” y que también se ganará “el mérito de ser una referencia internacional”.


BIBLIOTECA DE LA ROSALEDA 
Junto al futuro Museo de Bellas Artes de Miraflores, la Biblioteca pública que el Estado proyectó sobre la rosaleda de los Jardines de la Agricultura (Los Patos) es la iniciativa que más parada y en el olvido se encuentra. Ni una sola piedra hay puesta en el solar que se localiza junto a la avenida de América como tampoco ha habido ni un sólo euro destinado a ella en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013. 

En noviembre de 2009 comenzaron las obras de la Biblioteca eliminando la rosaleda de Los Patos. Esta medida disgustó a buena parte de la población al tratarse de una de las zonas más singulares del parque. Se valló el terreno, se realizaron catas arqueológicas y en la actualidad el solar está abandonado. El centro, que tiene redactado un proyecto, iba a empezar a construirse en verano de 2010 y tenía un plazo de ejecución de unos 24 meses. 

Esta iniciativa tiene un presupuesto de alrededor de 14,5 millones de euros. La primera vez que se habló de ubicar este edificio en la rosaleda fue en 2005, por lo que ya se superan los ocho años de gestiones. En 2011 el Ministerio de Cultura aportó 100.000 euros a este proyecto y en 2012 llegaron 200.000. Para este 2013 la proyección económica era de 2,5 millones pero en los PGE de este año no hubo ninguna partida destinada para la Biblioteca. Entre 2014 y 2015 las previsiones eran de destinar ocho millones pero habrá que esperar a los próximos presupuestos para ver si el Gobierno de Rajoy recupera esta infraestructura o la mantiene en el olvido. 

NUEVO MUSEO DE BELLAS ARTES 
Otra de las grandes iniciativas estatales que permanece en el tintero es el proyecto de trasladar el Museo de Bellas Artes a la otra orilla del río, a Miraflores. Con Carmen Calvo como ministra de Cultura se firmó un acuerdo para ceder una parcela municipal ubicada junto a la Calahorra. Sin embargo, para desarrollar la pinacoteca hay que expropiar y derribar viviendas aledañas. La primera vez que se habló de esta construcción fue en 2001 y en la actualidad ni siquiera tiene redactado un proyecto. 

En 2012 el departamento que dirige José Ignacio Wert sólo destinó 20.000 euros (no gastados) para la nueva sede del Museo de Bellas Artes y en 2013 no ha habido partida. El coste total del edificio es de 5,8 millones de euros. 

Ligada a este centro estaba Circa XX, la colección de arte contemporáneo de Pilar Citoler, que se iba a ubicar en él. Tras años de negociaciones y hastío por parte de las instituciones -y después de que la Junta tampoco quisiera dedicarle parte de los 12.287 metros cuadrados del C4-, la coleccionista ha decidido cederla al Ayuntamiento de Zaragoza, su ciudad natal. 

Frente al nulo avance del museo de Miraflores, la Junta de Andalucía propuso como alternativa en 2011 una transformación del Teatro Cómico Principal para acoger la parte contemporánea de la colección del Bellas Artes. La adaptación, que cuenta con un anteproyecto realizado por Jerónimo Sanz Cabrera, supondría una inversión de 1,5 millones de euros. 

El Museo de Bellas Artes de Córdoba, fundado en 1844 y localizado en la plaza del Potro, es de titularidad estatal y tiene su gestión transferida a la Junta de Andalucía. 

REFORMA DEL MUSEO ARQUEOLÓGICO 
La segunda fase de reforma del Museo Arqueológico y Etnológico se encuentra estancada y sin fecha de ejecución. La primera fase consistió en la ampliación del museo con un edificio de nueva planta que se inauguró en febrero de 2011. Ahora falta la restauración del Palacio de los Páez de Castillejo, sede originaria del Arqueológico, que continuará albergando en el futuro la mayor parte de la exposición permanente (que ahora se exhibe en el nuevo edificio). El palacio, que lleva varias décadas demandando una reforma integral, fue objeto de unas obras de urgencia en 2003 debido a su mal estado. 

Paralelamente a esta reforma se recuperarán los restos arqueológicos del solar norte, donde se conservan trazas importantes de la reforma urbanística ideada en Córdoba durante los últimos años del siglo I a. C. 

El Palacio de los Páez de Castillejo, que tiene una característica portada renacentista, está ubicado en la plaza Jerónimo Páez y albergó la colección del museo desde 1960, aunque fue adquirido por el Estado para este fin en 1944. Las estructuras más antiguas de la casa datan del siglo XIV. En concreto, se conservan de esa época lienzos de muro y algunos elementos decorativos de estilo mudéjar. Los Páez de Castillejo se hicieron con esta vivienda en 1496 y ellos fueron los que iniciaron la primera reforma del inmueble en el siglo XVI. 

El Museo Arqueológico es de titularidad estatal pero su gestión está transferida a la Junta. 

RESTAURACIÓN DEL SALÓN RICO DE MEDINA AZAHARA 
La restauración del Salón Rico es una de las más ambiciosas que se han comenzado en Medina Azahara en los últimos años debido a la importancia que este espacio tiene dentro de la ciudad palatina ideada por Abderramán III. El proyecto de recuperación estaba dividido en dos fases que permanecen paradas.El pasado mes de abril el director del conjunto arqueológico, José Escudero, aseguraba que quedaba por terminar la primera fase de los trabajos y desarrollar la segunda, cuya duración está fijada en torno a dos años. En ese momento la restauración se encontraba “en proceso de desbloquearse” y Escudero precedía el reinicio de los trabajos “cuando terminen los plazos administrativos correspondientes”.


Para llevar a cabo la segunda fase Medina Azahara encontró un patrocinador privado, la World Monuments Fund (WMF) Europe, la principal organización internacional de carácter privado dedicada a la protección y conservación de los monumentos históricos y que aportará 600.000 euros. El proyecto incluye la reposición de los elementos decorativos y su reorganización de acuerdo a las últimas investigaciones (algunos fueron fijados por error o sobre soportes mal adaptados y debilitados). La segunda fase debería haber comenzado a principios del 2012, por lo que la restauración cuenta con un retraso considerable.
Por otra parte, Medina Azahara, que es propiedad de la Junta de Andalucía, vive uno de sus peores momentos debido a los continuos problemas que tiene su sede institucional, un moderno edificio que se construyó para dar impulso al conjunto arqueológico pero que después de cuatro años no ha conseguido su propósito. Goteras, la falta de cafetería o fallos en su sistema eléctrico -que obligaron a cerrar su museo este verano durante una semana- son algunos de los fallos que empujaron al consejero de Cultura, Luciano Alonso, a anunciar el pasado agosto una “intervención de urgencia” en la sede institucional para finales del verano.


RESTAURACIÓN DEL CONVENTO DE SANTA CLARA 
El convento de Santa Clara, localizado en la calle Rey Heredia, es un monumento desconocido para la mayoría de los cordobeses pero que guarda en sí vestigios de las culturas que han pasado por la ciudad. La empresa municipal Vimcorsa pactó restaurar este inmueble con la obra social de Caja Madrid pero a día de hoy este proyecto permanece parado y el edificio se encuentra en muy mal estado. 
El anterior Gobierno municipal pretendía convertir el inmueble en un Museo de Historia de la Ciudad a través de sí mismo, de las partes que lo componen. La crisis llegó cuando el proyecto se encontraba en su fase inicial y sólo se habían desarrollado los trabajos de investigación arqueológica y descripción de un diagnóstico.A comienzos de 2010 el entonces responsable municipal de Cultura del Ayuntamiento, Rafael Blanco, aseguró que uno de los proyectos que su área destacaría ese año sería la restauración el convento de Santa Clara. La intención era retomar el convenio con Caja Madrid para desarrollar el proyecto (que lleva arrastrándose desde 1996), que contaba con un plazo de ejecución de tres años pero que nunca llegó a comenzarse.


CENTRO DE ARTE RAFAEL BOTÍ 
En 2005 se inició la construcción del Centro de Arte Rafael Botí en la calle Manríquez y, tras ocho años de obras, la Diputación planea inaugurarlo en el verano de 2014, según anunció la institución provincial el pasado mes de julio. La historia de este centro artístico dedicado al pintor y músico cordobés ha tenido varios retrasos y las obras han estado paradas durante año y medio. Para conseguir que esta infraestructura se pueda sacar adelante, la Diputación ha tenido que reducir el presupuesto en medio millón de euros. La última fase del proyecto costará 1.169.306 euros mientras que la inversión total es de 2.243.824 euros.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s