Valencia. Un árbol de cornisa.

La cornisa de una ventana no parece el lugar más indicado para que la vegetación crezca. Sin embargo, este pequeño árbol parece haberse adaptado a un espacio muy poco habitual, sin tierra fértil con la que desarrollarse en condiciones y a varios metros de altura. Pero sigue creciendo y parece que no molesta.
Imagen de la noticia
El edificio en cuestión en el que se encuentra dicha cornisa decorada no está ni mucho menos abandonado. Se trata de la sede de la Delegación de Gobierno en Valencia, ubicada en la iglesia del monasterio del Temple. El hecho, del que ha informado Talia, miembro del Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural, ha sido notificado a la Delegación del Gobierno y a la Dirección General de Cultura.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s