Gandia. La ermita de los Martorell sigue sin proyecto de restauración.

En la comarca de la Safor, en los últimos años las distintas administraciones han llevado a cabo importantes obras en el patrimonio histórico. Prueba de ello es el proceso, ahora ralentizado por la crisis, para recuperar distintas estancias del antiguo monasterio de Santa María de Valldigna, que figura en el Estatut d´Autonomia como el referente cultural y espiritual del antiguo Reino de Valencia. Los trabajos que ahora están en marcha afectan al Palau de l´Abat, una de las más bellas estancias que los visitantes podrán recorrer en poco tiempo.
Aunque está mejor conservado, menos suerte ha tenido el monasterio de Sant Jeroni de Cotalba, de propiedad privada, que sigue esperando desde hace décadas que alguien se interese para adecentar algunas estancias. Este cenobio de jerónimos, fundado en 1388 por el duque real Alfons el Vell de Gandia, requiere una profunda actuación de consolidación y restauración que no se ha producido pese a que se abrió al público hace unos años tras mucha insistencia por parte de entidades culturales, ayuntamientos y partidos políticos.
En la ciudad de Gandia también hay luces y sombras respecto al patrimonio. Durante las últimas décadas el ayuntamiento, junto a otras administraciones y particulares, ha invertido decenas de millones de euros en edificios emblemáticos. Ahí están, por citar los más conocidos, el Palau Ducal, la Seu Colegiata, la antigua Universidad Jesuística (hoy Escuelas Pías), el antiguo hospital de Sant Marc, la iglesia del Beato, el Castell de Bairén o la coqueta ermita de Sant Antoni.
Entre las sombras, siguen esperando las ermitas de Sant Vicent (aprisionada entre naves de un polígono industrial) o la de Martorell, que los documentos históricos atribuyen a un familiar de Joan Martorell, el autor del Tirant lo Blanch. Este edificio, en estado de ruina, tiene incluso un requerimiento por parte de la Generalitat para que se ejecuten obras urgentes de consolidación, pero hasta el momento no se ha anunciado ningún proyecto.
Varias alquerías, entre las que destacan las del Gall y les Boles, tienen proyectos de restauración, pero están pendientes de las obras de una urbanización.
Tampoco hay proyecto de restauración para la Alqueria de la Torre dels Pares, uno de los más notables elementos de arquitectura rural de toda la comarca de la Safor, que incluye algunos elementos construidos durante el dominio andalusí de esta comarca.

En cuanto a los déficits, también destacan los castillos, muchos de ellos antiguas fortalezas construidas entre los siglos XI y XII, que amenazan con desplomarse en los puntos más vistosos y elevados de algunas montañas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s