Valencia. Marcha atrás en el Colegio de la Seda.

El Ayuntamiento de Valencia echó ayer un jarro de agua fría sobre el último intento de restauración del Colegio del Arte Mayor de la Seda. La Junta de Gobierno dejó en suspenso el convenio que había de firmar con la entidad colegial para acogerse al 1% cultural. Al parecer, no existe demasiada confianza en que el ministerio libere los fondos necesarios y han descubierto que la Generalitat tenía una partida de más de un millón de euros para esta reforma, así que se han propuesto redactar un nuevo convenio para meter a todas las administraciones en este proyecto. En ese texto se eliminará la clausula que decía que si en dos años no estaba el dinero del ministerio, el edificio, que se cedía para 50 años al consistorio, volvía a la entidad colegial, toda una muestra de que la rehabilitación vuelve a ir para largo.
El Colegio del Arte Mayor de la Seda, construido en el siglo XV y declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1981, está prácticamente en ruinas. A falta de dinero del gremio de sederos para su rehabilitación, la Conselleria de Infraestructuras aprobó una partida en el año 2007 para hacer frente a esas obras, pero pasados seis años esa aportación no se ha hecho efectiva.
Se pensó entonces en el 1% cultural, que es un fondo que se nutre del 1% de las obras públicas y que tiene como destino la recuperación del patrimonio. Pero tiene que solicitarlo una entidad pública y por eso se negoció un convenio con el ayuntamiento para cederle el edificio durante 50 años a cambio de interceder ante el ministerio para conseguir esos fondos. Los colegiales, que siempre mantendrían la gestión del edificio y del museo que obligatoriamente albergaría, estaban dispuestos a poner incluso el 25% del dinero total, que siempre tiene que ponerlo la administración impulsora. Era su última oportunidad de salvar el edificio y por eso la directiva del colegio lo aprobó por unanimidad.
Imagen de la noticia
Ayer, sin embargo el equipo de Gobierno municipal decidió dejar en suspenso el convenio para redactar uno nuevo. Según explicó el vicealcalde Alfonso Grau, han visto que la Generalitat Valenciana tiene una partida para esto (no especificó si es la de 2007, cuyo olvido tiene indignados a los sederos) y quieren que forme parte del proyecto, sin renunciar, eso si, al 1% cultural. Se trata, dijo, de que todas las administraciones aporten lo que tengan y hacerlo todos juntos.
Grau admitió que «el ministerio no está para alegrías» y explicó que «con una deuda que excede su presupuesto, el 1% no tiene la alegría que cuando había otro presupuesto». «Es más prudente recabar el apoyo de la Generalitat», dijo. Quizá por eso, se eliminará la clausula de los dos años. Entramos en una nueva etapa de incertidumbre para la institución.

Levante-emv

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s