Un recorrido por antiguos lavaderos para conocer Gredos. Santa María del Berrocal (Ávila)

La pequeña localidad abulense de Santa María del Berrocal (466 habitantes) ha puesto en marcha este Viernes Santo una singular ruta de 13,5 kilómetros que discurre por cinco antiguos lavaderos de este municipio, en un intento por recuperar el patrimonio etnográfico y de acercar la naturaleza a los visitantes.
El trayecto, que supera un desnivel próximo a los 250 metros y tiene una dificultad media-baja, se prolonga durante algo más de tres horas por el entorno de este pueblo conocido como el de los pañeros, así como por sus anejos de Navahermosa y Navamolinos y el cercano municipio de El Mirón, con su castillo.
Iniciativa ciudadana
La denominada Ruta de los Lavaderos ha sido posible gracias a la labor realizada durante el último año por el Club de Senderismo Berrocaminos, que se ha encargado de realizar las señales, así como las gestiones que han concluido con la homologación de este recorrido circular.
El Club Senderismo Berrocaminos, con sesenta miembros, es una asociación creada en 2012 e impulsada por el Ayuntamiento de Santa María del Berrocal para poner en valor el patrimonio natural y paisajístico del municipio.
El itinerario, que cuenta con varios paneles informativos repartidos por todo el trayecto, transita por cinco de los lavaderos, pilones o fuentes de este municipio del Valle del Corneja, algunos de los cuales han sido restaurados.
Paneles informativos indican la historia y usos de antiguos lavaderos y pilones que además han sido restaurados
Imagen de la noticia
Parte de la plaza del pueblo en dirección al lavadero Fuente Merina, teniendo en cuenta que era el lugar en el que se lavaba la lana de las ovejas merinas para su posterior hilado.
Desde ese lugar que cuenta con unas inmejorables vistas del Valle del Corneja, el camino discurre en dirección hacia Navahermosa, donde se encuentra el lavadero de Las Pozas.
Desde allí se emprende camino hacia el cercano municipio de El Mirón y su espectacular castillo, que conduce hacia el pilón de El Valle, para después avanzar hacia la penúltima parada ubicada en Valdemolinos, donde se halla el de Los Caños.
Tras tomar el camino de El Cura, la ruta desemboca en El Pilon, que cierra la visita por los lavaderos, antes de concluir definitivamente en la plaza de Santa María del Berrocal.
Atractivo turístico
Según ha explicado a Efe el alcalde de la localidad, Javier Blázquez Reviriego, se trata de una actividad “muy positiva” para el pueblo ya que “puede convertirse en un atractivo más”, en un recurso de “turismosaludable y de calidad”.
Además, en este caso, ha destaca el hecho de que la ruta de los lavaderos suponga la “la revalorización del patrimonio etnográfico”.
En este contexto, ha elogiado la labor realizada de forma “voluntaria” por los miembros del club.

http://noticias.lainformacion.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s