La restauración de toda la madera de la Lonja comenzará tras la Semana Santa. Valencia

Uno de los monumentos más emblemáticos de Valencia sigue con su proceso de ‘lavado de cara’ para garantizar su conservación, dado que desde 1996 la Lonja está catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Fuentes de la Concejalía de Cultura confirmaron que las obras de restauración de la carpintería del edificio se iniciarán tras la Semana Santa y la Pascua, ya que la adjudicación del proyecto se resolverá en unos días.
Estos trabajos serán posibles gracias a la subvención de 37.504,56 euros concedida por el Gobierno central para la restauración e hidratación de toda la madera de las ventanas y puertas del conjunto de la Lonja y del Consolat del Mar. La tramitación se realizó a mediados del año pasado y fue el 12 de diciembre cuando el Ministerio de Cultura aprobó una resolución de la Secretaría de Estado con la concesión de ayudas para proyectos de conservación, protección y difusión de bienes declarados Patrimonio Mundial entre los que se incluía la partida para la Lonja, que el consistorio valenciano recibió a comienzos de este mes.
En total, el ministerio concedió dos millones para bienes catalogados como Patrimonio de la Humanidad, unas ayudas de las que se han beneficiado 47 ayuntamientos. Entre las ciudades afortunadas se encuentran también Segovia, Sevilla, Atapuerca, Baeza, San Lorenzo del Escorial y Pollença (Baleares).
Imagen de la noticia
Hace unos días la concejala de Cultura, Mayrén Beneyto, manifestaba su “satisfacción” por la concesión de esta subvención del Gobierno y, especialmente, “por ser una ayuda que se va a destinar al conjunto de la Lonja, un espacio declarado Patrimonio de la Humanidad” al que su departamento «cuida y mina de manera especial». En este sentido, Beneyto recordó que “prueba de ello” son todas las actuaciones que se han realizado en los últimos años para conservar y mantener el “esplendor” de este monumento.
En concreto, el Ayuntamiento de Valencia ha invertido en los últimos años más de tres millones de euros en la limpieza y restauración de la Lonja, una joya del gótico civil donde todavía quedan varias zonas por rehabilitar como, por ejemplo, el pavimento policromado, y espacios de difícil acceso como el interior de las bóvedas del Salón Columnario.
La última etapa se inició en octubre de 2011, cuando arrancaron diversas restauraciones consistentes en la renovación de cubiertas, consolidaciones de techumbres y artesonados, reposición de algún forjado y limpieza en general. Se incluyó la colocación de una plataforma como acceso de minusválidos en una puerta de la calle de la Lonja. También se vació el sótano del Consolat, que pasó a ser visitable.
Los trabajos de mejora no quedaron ahí y a finales de 2011 se adjudicaron las obras de rehabilitación del pabellón auxiliar (cuyo origen se remonta a principios del siglo XVIII), que incluían una reforma de los aseos y la creación de un espacio que se ha convertido, desde el pasado noviembre, en el nuevo acceso al edificio de la Lonja. La antigua casa del conserje pasaba a ser centro de recepción de visitantes en la fachada trasera del edificio, cerrándose así la entrada principal que sólo se abrirá para ocasiones especiales, como los premios Jaime I. En este nuevo espacio de recepción (en el que se ha respetado la techumbre original de vigas de madera) también se ha previsto colocar una pequeña tienda de recuerdos para los turistas.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s