La Comunidad de Madrid agilizará la Ley de Patrimonio

El Gobierno regional pretende reformar la Ley de Patrimonio Histórico, vigente desde hace 15 años, con el fin de conjugar la protección cultural de los edificios con la promoción de la actividad económica en la región.
Desde la Comunidad de Madrid consideran que la actual ley se ha quedado obsoleta y necesita ciertas modificaciones. El objetivo es que la protección de los edificios y los extensos trámites burocráticos que requiere la legislación no sean un obstáculo que haga que los inversores interesados en proyectos en la región den marcha atrás.
Son muchas las empresas interesadas en montar negocios en estos edificios protegidos, principalmente situados en el centro de la capital. Uno de los últimos casos es el del Palacio de la Música, en plena Gran Vía, ahora mismo inutilizado y sobre el que han puesto sus ojos varios grupos textiles. El nuevo anteproyecto de ley, que el Consejo de Gobierno podría aprobar este jueves, establece importantes novedades.
Por un lado, se mantiene la máxima protección en la categoría de Bien de Interés Cultural, pero la incoación de un expediente para declarar BIC un inmueble se acortará de 15 a nueve meses.
Además, la modificación de la ley creará una nueva figura, el BIP (Bien de Interés Patrimonial, para bienes con menor protección que el BICy que hasta ahora se conocían como Bienes de Inventario, entre ellos varias iglesias y el edificio de Villanueva, 18, un viejo caserón). Para estos casos BIP también se acortarán los procedimientos a nueve meses.
La nueva modificación agilizará también los trámites burocráticos. Uno de los vértices que planea el Gobierno regional es que no será necesaria la autorización como hasta ahora para realizar intervenciones dentro de los edificios protegidos, siempre que se mantengan en perfectas condiciones de habitabilidad o salubridad y no se alteren las características esenciales del inmueble.
Asimismo, en los entornos de protección no será necesaria la autorización cuando las intervenciones afecten al interior de los bloques pero no se toque la fachada. Un ejemplo serían las manzanas que conforman la Puerta de Alcalá, que entran dentro del entorno de protección del edificio o monumento BIC de la propia Puerta de Alcalá, pero que no tienen una protección específica como BIC.
Por otra parte, en los Bienes de Interés Patrimonial (BIP) se podrá ejecutar la modificación si no se emite el informe, hasta ahora obligatorio, en el plazo de dos meses.
Edificios
A efectos prácticos, hay edificios que se verían afectados por la nueva modificación. Por ejemplo, los trámites para el Palacio de la Música, que no tiene una protección específica, pero está incluido en el Conjunto Histórico de la Villa de Madrid, se agilizarían a un límite de 30 días hábiles.
La Casa de la Carnicería, catalogada como BIC y que el Ayuntamiento quiere transformarlo en un hotel, se beneficiaría asimismo de la medida.
En cuanto al Teatro Albéniz, recientemente Patrimonio se ha visto obligado judicialmente a reanudar los trámites para declararlo Bien de Interés Cultural. Pero en su interior se podrían emprender proyectos para nuevos usos con trámites de apenas nueve meses.
Incluso la plaza de toros de Las Ventas, con esta reforma, podría aspirar, con cierta celeridad en la tramitación de permisos, a montar bares o restaurantes en las terrazas del coso siempre que no afecten a la estética del edificio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s