El parque arqueológico que no cuadre un modelo 100% público será licitado. Castilla La Mancha

La colaboración público-privada puede llegar a la gestión de las basílicas visigodas, castillos calatravos y termas romanas. La Junta está cambiando el modelo de gestión de los parques arqueológicos, de los cuales dos tienen su destino ya decidido. Son el Tolmo de Minateda y Alarcos, que tendrán la gestión dividida. La turística será privada y la patrimonial pública.   Para los otros tres, Carranque, Segóbriga y Recópolis, la Junta esperará a ver si sale adelante un modelo de gestión pública entre ayuntamientos y diputaciones. Si no cuajase, la Consejería también los sacaría a licitación.

La adjudicación de la gestión de Alarcos, en Ciudad Real, será la primera que llegue a puerto. Según informa la Consejería, hay empresas que se han presentado y en estos momentos se están reuniendo las mesas de contratación.

El pliego de condiciones obliga a la concesionaria a realizar servicios básicos, como el de la tienda, hostelería, mantenimiento de las instalaciones, actividades extra y visitas para públicos objetivos. La duración del contrato será de 4 años aunque se podrá ir prorrogando hasta llegar a los 10. La gestión patrimonial de estas dos ciudades medievales seguirá dependiendo de la Junta a través del Centro de Patrimonio Cultural.

Parecido es el pliego de condiciones que se sacó para el parque del Tolmo de Minateda, en Hellín, un enclave en el que hay vestigios de la Edad de Bronce, los íberos, y los romanos y un importante complejo religioso y palacial de época visigoda. En este caso el proceso de licitación se declaró desierto a fecha 11 de febrero al no presentarse ninguna solicitud. Desde la Consejería de Educación aclaran que sí hay empresas interesadas, pero que tenían algunas dudas técnicas sobre el pliego de condiciones. Por eso, el Gobierno regional tiene intención de volver a sacar la licitación resolviendo esas cuestiones concretas.

Para el parque arqueológico de Segóbriga también hay empresas interesadas. En concreto dos, tal y como confirmó el delegado de la Junta en Cuenca, Rogelio Pardo. Ahora bien, esas empresas tendrán que esperar porque la primera opción de la Junta sería que la Diputación de Cuenca se hiciera cargo del parque y dejar así la explotación de esta ciudad romana en una gestión pública 100%. Si esta opción no sale adelante, la  Junta licitaría este parque.

Lo mismo ocurre con Recópolis, la ciudad visigoda que fundó el rey Leovigildo en una colina sobre el Tajo. En este caso, se prioriza la opción de gestión pública que se está trabajando entre el ayuntamiento de Zorita de los Canes y la Diputación de Guadalajara. Para la villa romana de Carranque, en Toledo, la alternativa pública también se apoyaría en las patas de la Diputación y del Ayuntamiento de la localidad. Si no hay acuerdo en ninguno de los casos, la gestión  será público-privada.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s