Parches en el patrimonio. San Cristobal de La Laguna

Artículo de D. Barbuzano
 
La ciudad de La Laguna cada día está teniendo mucha más importancia por los atractivos que oferta, pero su patrimonio arquitectónico está muy descuidado como es el caso de la histórica casa Alvarado Bracamonte, del siglo XVII, más conocida como la casa de los Capitanes, donde se encuentran las dependencias de la Alcaldía.
Este edificio es el más frecuentado por los que visitan la ciudad, no sólo por su alto valor histórico, sino porque en el mismo se localiza una de las oficinas de información turística.
Lo lamentable y criticado ampliamente por varios colectivos sociales y culturales de la ciudad es el lamentable estado que presenta su fachada, ya que donde se ha perdido parte de la piedra del marco de la puerta principal, en vez de haber sido restaurado por expertos canteros, pues a alguien se le ocurrió “la brillante idea” en su día de taparlo con comento y darle una mano de pintura que ni siquiera se asemeja al rojizo de la piedra. Además, al mortero ni siquiera se le ha dado el moldeado de la estructura donde fue aplicado, sino se dejó de forma lisa.
Deterioros en el interior
Pero si se accede al patio interior, la situación es mucho más impactante, ya que se pueden ver columnas de piedra rojiza con parches de cemento de color blanco, o bases de las mismas tratadas con dicho material, mientras a otras les faltan muchos trozos.
Hay columnas y ornatos de piedra que han perdido fragmentos, algunos de ellos en el suelo, y a ningún responsable político del Patrimonio desde hace varias legislaturas se le ha ocurrido encargar a un cantero especialista en restauración el quitar los parches de cemento, aplicar piedra, y a aquellos elementos decorativos, sobre todo los que dan a la calle, repararlos utilizando piedra.
Con dicha acción no sólo se borraría esa imagen antiestética y de abandono que presentan las columnas y la puerta de cantería de la casa de los Capitanes, sino que contribuirá a una mejor conservación de las mismas.
Un deterioro anunciado
El 17 de junio de 1993, el que fuera consejero de Cultura del Cabildo Insular de Tenerife, Marcos Brito, denunció ante el Ayuntamiento de La Laguna que había un deterioro en la piedra utilizada en su día en varios edificios emblemáticos de la ciudad, entre los que citó la casa de los Capitanes Generales.
La realidad es que nadie ha hecho caso en estos 19 años, a pesar de que los arquitectos destacaron que, dado el deterioro del edificio, “debemos incidir en el indiscriminado efecto de este proceso de deterioro y buscarle una solución”.
Sobre la historia de la casa, cabe decir que el capitán general de Tenerife Diego de Alvarado Bracamonte la edificó entre 1624 y 1631. Además, parte de ella fue reformada por su hijo, Diego de Alvarado Bracamonte Vergara y Grimón (1631-1681). Luego fue residencia de los capitanes generales.
El exterior del edificio se nos muestra con un gran lienzo donde las ventanas, enmarcadas en cantería roja, se distribuyen asimétricamente. La portada, también de toba roja, presenta dos cuerpos: el inferior, con la puerta de acceso encuadrada entre pilastras almohadilladas; y el superior, con un balcón apoyado sobre ménsulas rematado por un frontón partido con una bola central. La decoración con dentículos se distribuye en la base del balcón, así como en los lados del frontón. Motivo decorativo interesante es el esgrafiado, puesto al descubierto recientemente, que asemeja una balconada con balaustres.
El interior de la casa se articula en torno a un patio en forma de U con una escalera de acceso, mitad de piedra, mitad de madera, que nos introduce en la parte noble de la misma.
La distribución asimétrica de las ventanas en la fachada es un aspecto constructivo que, quizás, nos habla más de satisfacer necesidades vivenciales del edificio que de mantener un orden estructurado previamente.
Actualmente la casa de los Capitanes alberga, en la parte superior, las dependencias de la alcaldía del Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna y otras oficinas de interés como el gabinete de prensa.
En la parte inferior se localiza la sede del Centro Internacional para la Conservación del Patrimonio (CICOP), que vela por la conservación del patrimonio.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s