Obras en el colegio San Cristóbal para reforzar la cimentación. Lorca (Murcia)

La segunda fase de las obras de rehabilitación y mejora del colegio público San Cristóbal, planificadas tras los terremotos del año pasado, que esta en macha en estos momentos, tiene como objetivo, entre otras mejoras, el refuerzo de la estructura de la cámara sanitaria y la cimentación, mediante un anclaje a once metros de profundidad, para mejorar la resistencia antisísmica del edificio.
El alcalde, Francisco Jódar, supervisó ayer la última fase de las obras en este centro docente al que asisten medio millar de escolares. Jódar resaltó que el edificio sufrió «daños estructurales importantes» que afectaron a un tercio de los pilares y a la cámara sanitaria del mismo.
Las obras, a las que se han destinado 203.000 euros, están financiadas por la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y se han hecho compatibles con las clases de los escolares, aunque una parte del edificio tuvo que ser clausurada al uso académico mientras se realizaban los trabajos.
Además de la mejora en la cimentración el proyecto en marcha ha incluido el cambio de ubicación del depósito de agua potable, el saneado y reposición del pavimento asfáltico de esa zona, con reconducción y evacuación de las aguas procedentes de lluvia para evitar filtraciones, y la reposición de cerramientos exteriores afectados por los movimientos sísmicos.
El alcalde recordó que «tras los terremotos ya se hicieron actuaciones de urgencia realizadas por el Gobierno Regional, y durante el próximo verano está prevista otra inversión de menor calibre en el otro pabellón educativo».
El director del centro, Ginés Díaz, ha explicado que tuvieron que ser cerradas «algunas aulas en la zona que revestía mayor peligro», aunque ahora todo el colegio es utilizable, con excepción de la cocina, que permanece sin servicio, por la maquinaria que se ha requerido en esa zona.
Imagen de la noticia
Díaz agradeció la «eficacia» del Ayuntamiento en el desarrollo de los trabajos y la «comprensión» de padres, profesores y alumnos durante su ejecución, al tiempo que resaltó que este ha sido «un curso especial, muy diferente».
El director del colegio señaló que entre los alumnos «hay más apatía, más tristeza» desde que se registraron los terremotos «y están menos involucrados con su proceso de aprendizaje» y que este extremo es extrapolable a todos los centros escolares de Lorca.
En relación a la colaboración de la CECA, el alcalde anticipó que gracias al convenio que se firmó en su día, a lo largo del próximo verano se realizarán actuaciones de mejora en más de una decena de centros escolares del municipio. «Se trata de pequeñas reparaciones de daños provocados por los sísmos que no presentan urgencia, pero que son neceasrias, por lo que aprovecharemos la vacaciones para acometerlas». El alcalde ha recordado que la CECA acordó el año pasado destinar 1,3 millones de euros a reparar colegios.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s