Un grupo de investigadores analizará daños en estructuras

El Ministerio de Ciencia e Innovación acaba de aprobar una ayuda de aproximadamente 100.000 euros para el grupo de investigación Assist, ubicado en el campus de Mieres, para un proyecto relacionado con la detección de daños estructurales en infraestructuras que se centrará, sobre todo, en analizar el estado de los puentes.
Enrique Covián, responsable del grupo de investigación, señaló que también participarán en el proyecto investigadores de las universidades de Oviedo y León, y el University College Dublín, entidad esta última con la que colaboran de forma activa en otra serie de iniciativas. El proyecto tendrá una vigencia de tres años y, además, les permite la contratación de una persona con consideración de personal investigador en formación.
El proyecto, según Covián, «comprende la aplicación de distintas técnicas de medición sobre las infraestructuras. A través de los datos obtenidos, se sacarán una serie de conclusiones referidas a los daños estructurales que podrían tener». Las técnicas, tal y como apuntó el responsable del grupo de investigación, «tienen como objetivo el abaratamiento de los costes de inspección. En principio, se analizarán sobre todo puentes ubicados en España, pero aún no hemos concretado cuáles». También está pendiente la contratación del investigador en formación.
El proyecto de investigación concedido al grupo Assist es sin duda un revulsivo para el mismo, tal y como resaltó Covián, quien explicó que, además de la línea de detección de daños estructurales, «también trabajamos en tareas de cuantificación de residuos de demoliciones». En este caso, el grupo trabaja estrechamente con una serie de empresas del sector de la construcción, facilitando la relación universidad-empresa. De hecho, uno de sus miembros acaba de encontrar trabajo en una de estas compañías gracias a la mediación de Assist. La investigación relacionada con la cuantificación de residuos tiene como base una normativa nacional que exige que, en la demolición, se estime la cantidad de residuos que va a generar. Sin embargo, «esta estimación nunca es objetiva y genera problemas entre las empresas y la administración», apuntó Covián. Su intención es que aplicando sus técnicas de medición, que ya se han desarrollado de forma piloto en una decena de instalaciones de distinto calado -viviendas, minas, industrias y edificios administrativos-, «se consigan estimaciones más objetivas».
El grupo también ha recibido una ayuda del Principado de 75.000 euros para adquirir nuevos equipos y, en breve, estrenarán un nuevo espacio en el campus de Mieres.

Lne

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s